Guardas rurales para fincas rústicas

En Crops Capital estamos especializados en la gestión de fincas rústicas. Además de ofrecerte los servicios de nuestra empresa en este ámbito, queremos informarte acerca de las noticias y aspectos más característicos de estas. Cuanta más información tengas, más posibilidades tendrás de sacarles un gran provecho.

 

Guardas rurales: quiénes son y sus funciones

Los guardas rurales son los profesionales que se encargan de proteger y vigilar a las personas y bienes que se encuentran en las fincas rústicas e instalaciones agrícolas, comerciales o industriales localizadas en sus parcelas.

Los guardas rurales, por su parte, cuentan con una tarjeta de identificación profesional, la cual les permite en todo momento demostrar su facultad para intervenir de forma reglada en su ámbito técnico de actuación.

 

Guardas rurales y fincas rústicas

El guarda rural tiene unas atribuciones muy concretas mediante las que va a garantizar el bienestar y la seguridad en una finca rústica.

Lo primero que has de retener al respecto es que se trata de un buen conocedor de las diversas áreas del Derecho. Desde el Constitucional y el Civil al Penal y al Procesal Penal, pasando por el Administrativo Especial. Este último está directamente relacionado con las actividades que se desarrollan en su radio de acción.

Por otro lado, estos profesionales están preparados para coordinarse con los miembros de los Cuerpos y las Fuerzas de Seguridad del Estado. Están especializados en diferentes técnicas de protección y seguridad activa y pasiva. Su amplio conocimiento del medio natural es perfectamente compatible con un dominio actualizado de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

La preparación física es otra de sus virtudes más destacadas, al igual que el manejo de todo tipo de instrumentos que sirvan para orientarse, localizar, notificar o topografiar el terreno. El conocimiento de los territorios en los que trabajan y sus inmediaciones te aportarán seguridad y tranquilidad. Ten en cuenta que también están al día de las técnicas y asistencias sanitarias más comunes y urgentes.

Por último, un tema sensible que estos técnicos tratan con absoluta profesionalidad es el manejo de armas, que tiene que ver con las funciones protectoras esenciales en su día a día. En este sentido, cuentan con la licencia C del Reglamento de Armas. Este permiso les faculta para emplear armas cortas rayadas. Además, llevan defensas de goma semirrígida y grilletes de manilla.

 

Conclusión

Por último, si quieres poner en valor una finca rústica, es interesante que contactes con una empresa que te proporcione el asesoramiento cualificado para sacar el máximo provecho al terreno del que dispongas.

Recuerda que es posible que desees llevar a cabo alguna operación de compraventa o alquiler que te pueda reportar importantes beneficios. En este sentido, viene bien contar con un equipo multidisciplinar de especialistas en ámbitos como la economía y la ingeniería agronómica. Asimismo, resultan imprescindibles determinadas aportaciones relativas al ámbito jurídico y al sector inmobiliario.

Los objetivos tienen que ver con revalorizar al máximo los terrenos y jugar las cartas de una manera inteligente en cualquier operación urbanística. Los clientes requieren, por tanto, que diseñemos unos planes personalizados de inversión en sus parcelas.

La utilización de las nuevas tecnologías se ha convertido en un requisito indispensable a la hora de configurar documentos de análisis que permitan maximizar los beneficios que una finca rústica puede llegar a generar. Desde la auditoría económica a la gestión comercial de las ventas, pasando por el estudio de las tendencias del mercado inmobiliario.

 

Acepto la política de privacidad y aviso legal.