Grandes fincas rústicas, lo que debes saber

Servicios de Crops Capital

Crops Capital es la agencia inmobiliaria especialista en fincas rústicas en España. Nuestro equipo multidisciplinar de profesionales está enfocado a la compraventa, gestión y posterior conexión con la industria agroalimentaria.

Compraventa de fincas rústicas

La intermediación en la compraventa de fincas rústicas se basa en la preparación y la inversión en medios económicos y personales para garantizar éxito y la tranquilidad de los propietarios de fincas rústicas.

El primer paso es la valoración de la finca rústica a partir del estudio de los diversos usos que podemos dar a la finca, de forma que se incrementa su posible valor de mercado.

A partir de las propuestas de valor estudiadas para cada finca, se desarrolla una presentación acerca de la finca rústica para terceros interesados en la adquisición de esta. El objetivo de este informe será dar garantías y conocimiento a los posibles compradores a partir del personal cualificado y la incorporación de nuevas tecnologías.

En función del tipo de finca desarrollaremos un plan de acción específico compuesto por una rama offline con gestiones presenciales y una rama online a partir de un plan de marketing digital personalizado.

Una vez encontrado un comprador interesado, y siguiendo un estricto rigor profesional y gran conocimiento de la legislación aplicable a cada finca, se desarrollará el asesoramiento jurídico y fiscal con el objetivo de optimizar los recursos del propietario.

Arriendo y gestión de fincas

Para conseguir la mayor rentabilidad de una finca es necesario un estudio previo para determinar las posibilidades, así como tener en cuenta el capítulo de inversores.

¿Quiénes somos?

Nuestro equipo es especialista en Fincas Rústicas, por lo que desarrollamos planes de mejora personalizados para conseguir maximizar el valor de venta de cada propiedad. Contamos con ingenieros agrónomos, economistas expertos en auditorías, asesores jurídicos y expertos en nuevas tecnologías, que junto con el departamento comercial colaboran para la venta de las fincas.

 

Tipos de fincas rústicas

Existen cuatro tipos de fincas rústicas, a continuación, detallamos las características más importantes de cada una:

Fincas agrícolas y/o ganaderas: La tierra de este tipo de fincas se dedica especialmente a la explotación agrícola (ya sea de secano o regadío) o al emplazamiento de instalaciones propias de la explotación ganadera que a su vez pueden ser de secano (prados y pastizales) o de regadío (prados).

Fincas cinegéticas: Este tipo de fincas destina su terreno a ser un espacio de caza, ya sea mayor o menor.

Forestales: Estas fincas se dedican a la producción de árboles, madera y productos derivados.

De recreo: En estos terrenos no se desarrollan actividades agropecuarias, sino que la finalidad es eminentemente lúdica. Hay que tener en cuenta las consideraciones administrativas de cara a la construcción.

 

Porque comprar una finca rústica

Durante los peores años de la crisis el precio de este tipo de inmuebles se redujo considerablemente, lo que convierte estas propiedades en oportunidades de inversión muy interesantes si se hace bien. En 2018, el NIE registró un aumento del 3,9% en la compraventa de fincas rústicas en España respecto al año anterior.

A continuación, exponemos algunos motivos por los que la adquisición de una finca rústica puede ser una buena inversión:

  1. Este tipo de propiedades están sometidas a una menor especulación. Esto es tranquilizador, ya que permite una mayor estabilidad debido a que los precios se mantienen a largo plazo y las inversiones están garantizadas.
  2. Las ofertas y demandas son mucho más activas en este sector que en el de la vivienda urbana.
  3. Hay infinidad de posibilidades a la hora de elegir qué hacer con la finca rústica; desde alquilarla como casa de vacaciones hasta iniciar actividades agrícolas.

 

¿De qué depende el precio de una finca rústica?

Hay muchos factores que influyen en el precio de este tipo de propiedades, como por ejemplo el tipo de actividad que se desarrolle en la finca, ya que el retorno de la inversión no será el mismo si se dedica al turismo rural que a la actividad agrícola o ganadera.

Otras características de la finca que pueden determinar su precio son los metros cuadrados, la posibilidad de construir, la necesidad de obras…

La ubicación también es un factor a tener en cuenta, ya que el acceso a servicios comunitarios, la proximidad con algún emplazamiento turístico y centro sanitario o la disponibilidad de servicios de primera necesidad tales como agua corriente o electricidad pueden jugar un papel determinante en la tasación.

A nivel de ubicación geográfica, dentro de la península los precios son muy variados incluso entre provincias. A grandes rasgos y teniendo en cuenta que estas aproximaciones dependen del uso que se le da a cada finca, las comunidades de Aragón, Castilla y León y Extremadura son las que disponen de terrenos con precios más económicos.

 

¿Qué tener en cuenta al elegir una finca rústica?

Es primordial que se tenga muy claro el objetivo con el que se adquiere un inmueble de estas características, ya que será clave para determinar la gestión diaria del mismo, la normativa bajo la que se regirá o la posibilidad de recibir algún tipo de subvención.

Una finca rústica puede estar supeditada a normativas municipales, autonómicas o nacionales. Es necesario tener en cuenta qué normativa va a afectar al proyecto para comprobar que no interfiere con los planes de construcción o explotación del terreno.

Además de las normativas anteriormente mencionadas, no podemos olvidar las medidas de protección medioambiental que también pueden limitar o restringir el uso de la finca; si la finca se encuentra dentro de la Red Natura 2000, puede estar afectada por diversos tipos de zonas:

  • Zona LIC: Lugar de Interés Comunitario
  • Zona ZEC: Zona de Especial Conservación
  • Espacio Natural Protegido: Parques Naturales, Parques Nacionales, Reservas de la Biosfera…
  • Zona ZEPA: Zona de Especial Protección para las Aves

 

Subvenciones para fincas rústicas

Hay varios tipos de subvenciones a los que una finca rústica puede tener acceso. Debido a que gran parte de los ingresos de ganaderos y agricultores depende de estas subvenciones, es interesante conocer qué opciones tiene cada propiedad.

  • PAC: Conjunto de ayudas que la UE concede a los países europeos para el desarrollo de su agricultura y rentabilizarla, así como apoyar a las rentas de los agricultores.
  • Ayudas a la agricultura y/o ganadería ecológica
  • Subvenciones del GDR (Grupo de Desarrollo Rural)
  • Subvenciones autonómicas

Hay que ser muy consciente de los requisitos y normas legales que se asocian a cada una de estas subvenciones, ya que no cumplir con alguno de ellos puede traducirse en sanciones o el cese de las ayudas.

 

Conclusión

Como hemos visto, hay muchos requisitos a tener en cuenta cuando se quiere comprar una finca rural. Tanto si quiere comprar como vender una finca rústica, desde Corps Capital nos comprometemos a ayudarle a con todas las garantías y nuestros estándares de excelencia para consiguiéndole las mejores condiciones.