Placas solares fotovoltaicas: Todo sobre su instalación en tu finca rústica

Desde hace tiempo estamos viviendo un movimiento ecologista cada vez más vivo y con más fuerza, que pone su empeño en reducir la huella de carbono que estamos dejando.

Y es que las energías renovables están cada vez más a la primera orden del día en programas electorales y planes de negocio, aunque solo sea de paso. En España es especialmente conocida la energía solar, debido a nuestro maravilloso clima mediterráneo.

Pasarse a las energías renovables puede parecer complicado, por eso, hoy en Crops Capital te contamos todo lo que debes saber sobre las placas solares fotovoltaicas y todo lo que pueden hacer por ti si las instalas en tu finca rústica.

¿Qué son las placas solares fotovoltaicas?

Simple y llanamente, las placas solares fotovoltaicas son dispositivos que convierten la energía solar en energía eléctrica, gracias a sus celdas fotovoltaicas.

¿Y cómo funcionan? Pues es muy sencillo; los rayos de sol caen sobre las celdas fotovoltaicas, atrapando los fotones del sol. Entonces, el silicio, que es un material semiconductor, convierte los fotones en electrones.

Hay que tener en cuenta que la energía producida por las placas solares fotovoltaicas es continua. Como la mayoría de energía que usamos en nuestro día a día es alterna, hace falta un inversor solar para transformarla en energía alterna.

¿Porqué instalar placas solares en tu finca rústica?

Instalar placas solares fotovoltaicas es una buena manera de sacar un rendimiento extra a tu terreno, pero también significa producir una gran cantidad de energía eléctrica de forma limpia. Te contamos algunos de los beneficios:

  • La solar es de las energías más económicas y limpias que hay.
  • Las placas solares no generan residuos ni consumen ningún tipo de combustible; solo necesitan el sol.
  • La amortización de la instalación es visible a los pocos años.

Si estás interesado en practicas sostenibles y agricultura ecológica, echa un vistazo a este artículo de nuestro blog.

¿Cómo sé si puedo instalar placas solares en mi finca rústica?

Hay varios requisitos que hay que considerar, que determinarán si tu finca rústica es apta para albergar una instalación de placas solares fotovoltaicas.

Lo primero es comprobar la calificación de tu terreno. Como sabrás, tanto si hablamos de terreno urbano como de zonas rurales, los suelos tienen un uso concreto asignado por el ayuntamiento correspondiente.

Para poder instalar placas solares fotovoltaicas, el suelo de tu finca tiene que estar calificado para uso industrial.

Si tu terreno no está calificado como Industrial, puedes pedir una revisión al Ayuntamiento para que lo recalifiquen. Para ello hay que redactar una memoria en la que se especifique detalladamente la actividad actual y la que se pretende llevar a cabo.

Otra comprobación básica que hay que hacer, es revisar las instalaciones o infraestructuras que potencialmente puedan interferir con la instalación de las placas solares fotovoltaicas. Nos referimos a, por ejemplo, líneas de alta tensión, o caminos que reduzcan el espacio disponible para la nueva instalación.

Cómo pedir un punto de conexión a la red

Ahora que ya sabes si tu terreno es apto para albergar una instalación de placas solares fotovoltaicas, llega el momento de solicitar el punto de conexión a la red a la empresa distribuidora.

En un plazo de 60 días laborables recibirás una respuesta de la compañía. En caso que denieguen tu solicitud por límites en la capacidad de la línea eléctrica, la ley les obligará a proporcionar un punto de conexión alternativo.

Por otro lado, Red Eléctrica de España autorizará la inyección de energía renovable a la red con un Informe de Viabilidad de Acceso (IVA).

¿Sale a cuenta instalar placas solares fotovoltaicas?

Hay varios factores que determinarán si la instalación de placas solares fotovoltaicas en tu finca rústica es una inversión rentable.

Lo primero es evaluar los recursos solares reales del terreno en el que quieres instalar las placas fotovoltaicas, así como la calidad del mismo. A partir de los datos estadísticos se estima la cantidad de energía solar que se podría producir en función de la cantidad de paneles.

Está claro que cada caso es único y habrá excepciones, pero es acertado asumir que cuanto más grande sea el terreno, más alta será la rentabilidad.

Lo mismo pasa con la inclinación, si tu terreno se inclina hacia el norte tendrá menos horas de luz directa, por lo que la generación de energía será muchísimo más baja que un terreno orientado al sur.

Para darte una orientación, una rentabilidad de alrededor del 7% saldría rentable, pero es importante que hagas un análisis completo antes de decidirte a hacer una instalación de placas solares fotovoltaicas.

Tipos de placas solares

El tipo de placas solares fotovoltaicas también es un tema importante a la hora de determinar los posibles beneficios de esta instalación, y es que en función de la inversión inicial que quieras hacer tienes varias opciones, te proponemos un par:

  • Paneles solares fijos: Se colocarán el mejor ángulo posible, en función de la inclinación del terreno, para captar el máximo de rayos de sol a lo largo del día.
  • Seguimiento del punto de máxima potencia: Las placas solares fotovoltaicas se instalan sobre un eje giratorio que permite que sigan la trayectoria del sol. De esta forma se consigue muchísima más energía, ya que obtienen más horas de sol que los fijos, por lo que, aunque la inversión inicial sea más cara, la rentabilidad también será más alta.

Si tienes dudas y quieres más información sobre la instalación de placas solares fotovoltaicas, ponte en contacto con nosotros, te asesoraremos para que hagas la inversión más inteligente y rentable posible.