Vallar una finca rústica: Requisitos y aspectos a tener en cuenta

Publicando en

Tener la iniciativa de realizar el cerramiento de una parcela es una cuestión muy común entre los propietarios de una finca. Evitar la invasión del terreno o la pérdidas de ganado son las razones más habituales para decidir vallar una finca rústica.

Precisamente por eso, si tú posees una finca de estas características, te puede parecer una opción interesante vallarla. Ahora bien, la posibilidad de hacer efectiva esta decisión es más compleja de lo que pueda parecer. Por ello, en Crops Capital, como expertos en la materia, te indicaremos las cuestiones más importantes al respecto. Todo esto habrás de tenerlo en cuenta cuando te plantees instalar los cierres de una finca rústica.

¿Por qué vallar una finca rústica?

Según viene establecido en la Ley del Suelo, una finca rústica es aquella que no es urbanizable. Es propio de los terrenos de esta clase el estar dedicados a la explotación agrícola, ganadera o cinegética. En general, varios son los motivos que te pueden empujar a realizar el cerramiento de tu terreno rústico:

  • Evitar problemas de invasión de terreno: esta cuestión cobra especial importancia cuando la finca limita con terrenos propiedad de otras personas. Desde esta perspectiva, situar una valla sobre las lindes garantizará el respeto de los límites. Esto te ahorrará problemas legales con los vecinos.
  • Evitar pérdida de animales: este punto es relevante si se trata de una explotación ganadera o cinegética. Y es que en esos casos, el valor reside en la cantidad de animales con los que se cuenta. Por ello, cuidar que no se escapen será algo primordial. Eso sí, en el caso de las explotaciones de caza, situar una valla propiciará la endogamia. Por esta razón deberás introducir, cada cierto tiempo, nuevos individuos de familias distintas.
  • Evitar especies invasivas: aunque dependerá de la ubicación de la finca, vallar el terreno alejará a animales salvajes. Esto incluye a cualquier especie que cause molestos efectos sobre tu propiedad.
  • Evitar robos: motivo evidente. Una valla será disuasoria frente a ladrones. Aquí no solo se incluyen delincuentes dedicados al hurto de pertenencias, sino también a cazadores furtivos que pretendan aprovecharse.

Muchos son los motivos que se encuentran detrás de la decisión de realizar el cerramiento de finca rústica. Aquí te hemos señalado algunos de los más importantes, si bien no todos.

¿Qué requisitos deben cumplirse para vallar una finca rústica?

A la hora de ejecutar los cierres de finca rústica puedes escoger dos caminos. Uno de ellos es el camino ilegal, es decir, aquel realizado sin el debido cumplimiento de la normativa aplicable. Este camino debe descartarse siempre pues, a la larga, acaba causando graves problemas.

La segunda vía, que es por la que has de optar, es la legal. Aunque requiere la inversión de más tiempo que la comentada en el párrafo anterior, a largo plazo compensará. Más allá del valor informativo del artículo, será recomendable que te pongas en manos de profesionales en la materia.

Dicho esto, analicemos someramente los requisitos de obligado cumplimiento para vallar una finca rústica legalmente:

  • Solicitud de licencia: este se constituye como el único requisito para poder cerrar legalmente una finca. Consiste en la presentación de la solicitud de licencia al Ayuntamiento del municipio de tu terreno.
  • Deberás incluir junto a ella documentación relevante, esencialmente el proyecto firmado por un técnico. También interesará el material que se pretende utilizar, los detalles para la identificación de la finca (con referencia catastral).

Hemos indicado que la obtención de la licencia es la única condición a cumplir. Esto no es tan sencillo como pueda parecer. La normativa aplicable a cada caso depende de la comunidad autónoma en la que se encuentre el predio. En ocasiones, incluso, dependerá también de la provincia o municipio. En cada caso, la normativa estará publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad que corresponda.

En este sentido, cada jurisdicción contará con exigencias diferentes, que hacen imposible tratarlas en su totalidad en este artículo.

¿Cómo debe realizarse el vallado de finca rústica?

¿Cuál ha sido la conclusión del punto anterior? La forma de instalación de vallados en finca rústica dependerá del lugar en el que se localice. Sin embargo, a modo de ejemplo ilustrativo, podemos mostrarte los siguientes casos:

  • Caso andaluz: en el que se exige que el cercado se integre perfectamente en el entorno rural. Los postes han de ser de madera y la valla de tela metálica.
  • Caso extremeño: Extremadura obliga a que el cercado no cuente con ningún tipo de elemento cortante o punzante.
  • Caso gallego: la Junta de Galicia impone la necesidad de que los cierres se realicen con materiales tradicionales o con vegetación. Además, deben tener una altura máxima de 1,5 metros.

Aspectos que han de tenerse en cuenta al realizar el cerramiento de finca rústica

En definitiva, la disgregación legislativa existente en España con respecto a este asunto es remarcable. Sin embargo, puede afirmarse que lo que deberás tener en cuenta a la hora de vallar una finca es:

  • Paso para la fauna: esta cuestión aparece recogida en la Ley de Vías Pecuarias. Según ella, nunca podrás instalar un vallado que impida totalmente o dificulte parcialmente el paso de ganado. Esto será de aplicación cuando se trate de una vía pecuaria oficial.
  • Paso de caminos: la regulación establecida en el Código Civil en atención a las servidumbres de paso son claras. Así, deberás respetarlas por mucho que desees cerrar tu propiedad privada.
  • Tipo de vallado: esta cuestión es la que, típicamente, se regula en las ordenanzas municipales. La altura del cercado o el material de fabricación serán cuestiones a las que deberás prestar especial atención.
  • Paso de agua: en la línea de las servidumbres de paso ya citadas se encuentran las servidumbres de agua. Un cerramiento nunca podrá afectar al curso natural de las aguas. Tampoco podrá impedir su disfrute público en atención a lo establecido en las leyes.

Crops Capital: Expertos en vallado de fincas rústicas

En conclusión, la normativa aplicable al cerramiento de una finca rústica será extensa e inabarcable para el ciudadano común. Desde este punto de vista, lo más recomendable será que acudas a profesionales en fincas rústicas.

Nosotros, desde CROPS CAPITAL, sabremos aconsejarte para que te ajustes a la ley correspondiente. Esto, a largo plazo, te ahorrará tiempo, dinero y, sobre todo, preocupaciones. No lo dudes más y consúltanos.